Súper-amortiguación, ¿muerte anunciada?

En la última década, quizá algo menos, la industria del “running” ha visto como la irrupción de la vuelta atrás, a los orígenes, que suponía el calzado ‘minimalista’ o, simplemente, el número creciente de corredores descalzos o con huaraches, generaba una nueva tendencia a cuanto a diseño y desarrollo de zapatillas. Muchas marcas punteras como Mizuno, Saucony, Asics o incluso Nike se apresuraban a lanzar modelos más ligeros, flexibles, con ‘drops’ más bajos y suelas más finas.

Correr con “zancos”

Sin embargo, especialmente desde hace unos meses, otra corriente está llegando -o, al menos, algunos están empeñados en ello- y parece que con fuerza: el ‘maximalismo’. En contrapunto a todo lo comentado anteriormente, algunos fabricantes parecen decantarse por dotar a sus zapatillas de una amortiguación absolutamente monstruosa. El principal exponente es, sin duda, Hoka, con modelos como los que podemos ver:

hoka1

hoka2

Tremendo, ¿verdad? Si a veces ya parece imposible poder correr con algunos modelos de Asics, realmente avanzar unos cuantos kilómetros con zapatillas así enfundadas en los pies se prevee una tarea nada fácil.

Como siempre, implicación de la industria

Pero la tendencia que quiere implantar Hoka, claro, no viene sola, ni aparece por arte de magia. En las últimas semanas decenas de artículos comentando las bondades de la marca -a la par que atacando la vertiente ‘minimalista’- han aparecido en gran cantidad de medios especializados, y han corrido como la pólvora a través de Redes Sociales. Muchos de esos artículos, por supuesto, avalados por la opinión de ‘expertos’, en algo que huele a ardid comercial casi sin lugar a dudas.

Podemos ver aquí algunos ejemplos:

Planteando la amortiguación extra como posible solución a la fascitis plantar y asegurando que el barefoot running está acabado.

http://healthcare.utah.edu/healthfeed/postings/2015/03/032315_cvarticle-maximalist-shoes.php

Maximalismo, marcando tendencia; minimalismo, “adaptación complicada”.

http://www.cmdsport.com/running/del-minimalismo-al-maximilismo-la-nueva-tendencia/

Tras la “moda” minimalista, los corredores demandan zapatillas ‘maximalistas’.

http://m.thepostgame.com/blog/eye-performance/201502/other-extreme-after-minimalist-craze-runners-embrace-maximalist-footwear

Es curioso, ya que, como vimos en artículos anteriores, nunca ha habido justificación científica para el uso de amortiguación en el calzado de correr. De hecho, la investigación en este campo (aunque creciendo de forma exponencial en los últimos años) no es nueva. Ya en los años 80 aparecían estudios donde se concluía que zapatillas con más amortiguación y suela más blanda no reducían el impacto sufrido por el corredor, e incluso podían aumentarlo, influyendo en la aparición de dolencias y lesiones. [1]

¿Aparecerá aval científico?

Y, al hilo del título que encabeza el artículo que nos ocupa, hace pocos días hemos podido leer en Podiatry Arena los resultados preliminares de un estudio que se está llevando a cabo y que tiene muy buena pinta. En dicho estudio se está comparando el impacto generado al correr con zapatillas de ‘running’ convencionales -amortiguadas- o zapatillas maximalistas, más amortiguadas aún. En este caso, unas Hoka Stinson como las que vemos en la imagen:

hoka3

 

En las conclusiones podemos leer que “según los resultados preliminares, exceptuando el pico de impacto lateral, las fuerzas de impacto no se ven reducidas por zapatillas con máxima amortiguación.” Los autores también destacan que con las zapatillas ‘maximalistas’ “el impacto total se ve aumentado, siendo este dato relevante por su relación con la aparición de lesiones”. [2]

Evidentemente, se trata de datos preliminares, en un estudio que ha evaluado, de momento, solo a 5 corredores sanos; por tanto, tendremos que esperar cómo concluye y cuáles son las aplicaciones prácticas que podemos extraer. Aún así, parece que, de confirmarse resultados en este y otros estudios, la súper-amortiguación no habrá llegado para quedarse.

Referencias:
1. Clarke, T E, Frederick CE, Cooper LB. Effects of shoe cushioning upon ground reaction forces in running. International Journal of Sports Medicine 4.4 (1983): 247-251.
2. Ruder M, Atimetin P, Futrell E, Davis I. Effect of Highly Cushioned Shoes on Ground Reaction Forces during Running. Presented at the ACSM Meeting; San Diego May 2015

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s